¿Cómo hacer las últimas voluntades? Todo lo que necesitas saber

Van pasando los años y con la llegada de la madurez empezamos a plantearnos que queremos dejar todo solucionado para después de nuestro fallecimiento. Probablemente es una solución difícil: supone asumir que tarde o temprano dejaremos este mundo, y además decidir de qué manera quedarán repartidos nuestros bienes entre nuestros seres queridos. Pero como hacer las últimas voluntades también nos permite decidir con antelación cómo queremos que se nos despida, y además nos brinda la tranquilidad de saber que nuestra familia no se encontrará con trabas a la hora de heredar, es a la vez una gran tranquilidad.

En este post vamos a abordar diferentes aspectos que dan respuesta a la pregunta sobre cómo hacer últimas voluntades.

¿Qué son las últimas voluntades?

Desde el punto de vista de quien va a redactar su última voluntad, esta es un acto en el que dejamos por escrito el destino de nuestros bienes una vez se produce el fallecimiento.

Es un acto que debería estar asesorado por un profesional en sucesiones.

En Funeraria La Paz Zaragoza. Podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso y te ayudaremos con tu declaración de últimas voluntades.

Desde el punto de vista de los herederos este término se refiere al Certificado de últimas voluntades 790, que se puede solicitar en el ministerio de justicia últimas voluntades.

Introducción: cómo hacer las últimas voluntades ¿Quién puede hacerlo?

Como norma general, podemos hacer el documento de últimas voluntades todos aquellos que cumplan las siguientes condiciones:

  • Tener más de 14 años de edad.
  • No estar incapacitado: en este sentido, puede haber una sentencia judicial que indique la capacidad, pero además debe incluir expresamente que la persona incapacitada pueda o no hacer últimas voluntades y testamento.

En este sentido, pudiera ocurrir que la persona llegó a hacer últimas voluntades, y posteriormente perdió sus facultades mentales, o se le declaró incapacitado. En este caso como al hacer las últimas voluntades esta persona sí que estaba capacitada, las últimas voluntades son válidas. De hecho, la normativa es tan restrictiva que es muy difícil que se incapacite a una persona para un acto de última voluntad. Incluso en estados de enfermedades mentales, neurológicas, alzheimer o demencia senil, la persona es suficientemente capaz para llevar a cabo un registro de actos de última voluntad.

ultimas voluntades sin notario

Cómo hacer últimas voluntades sin notario

En este caso hablamos de un tipo de últimas voluntades o testamento algo diferente. Se trataría del testamento ológrafo.

Hace unas líneas indicábamos que en general hay que tener 14 años de edad para hacer las últimas voluntades, pues bien, en este caso encontramos una excepción: este testamento exige ser mayor de edad.

En resumen, lo que hay que tener en cuenta en relación a cómo hacer las últimas voluntades sin notario es que se trata de un documento firmado a mano por la propia persona testadora. No requiere de unas circunstancias especiales, y esa es la razón por la que se puede hacer sin notario.

No obstante, nosotros siempre recomendamos hacerlo con un profesional especializado. En nuestra Funeraria en Zaragoza realizamos estos trámites para que después no haya ningún inconveniente.

Los requisitos que hay que cumplir serían:

  • Ser mayor de edad (ya lo habíamos comentado antes)
  • Estar correctamente firmado por la persona que realiza las últimas voluntades.
  • Incluir la feca completa.
  • No debe tener tachones ni correcciones.
  • Los testigos no son necesarios, pero es conveniente tomar ciertas precauciones.

Solicitar certificado últimas voluntades

Una vez producido el fallecimiento, los familiares pueden solicitar el certificado de últimas voluntades.

La petición de certificado de últimas voluntades se puede hacer en:

Últimas voluntades y testamento

Ya hemos explicado cómo hacer las últimas voluntades y a lo largo del artículo se ha mencionado varias veces la palabra testamento. Ahora bien, ¿testamento y últimas voluntades es lo mismo?. A continuación te lo explicamos.

¿Las últimas voluntades es lo mismo que el testamento?

Ultimas voluntades y testamento no es lo mismo.

Si bien es cierto que muchas personas buscan ‘últimas voluntades’ cuando están buscando la manera de hacer un testamento, hemos de matizar que hay diferencias:

Testamento

Es un documento que nos sirve para tomar la decisión de a quién o quienes deseamos dar nuestras pertenencias, o lo que es lo mismo, definir qué personas serán nuestras heredas.

Últimas Voluntades

Se trata de los deseos complementarios a lo especificado en el testamento. Las últimas voluntades nos permiten detallar los deseos que tenemos alrededor de otros términos diferentes a los bienes (materiales, económicos), y que están relacionados con el legado que vamos a dejar.

En nuestras últimas voluntades podemos dejar todas las instrucciones para cuando suceda nuestro fallecimiento, normalmente en relación a los instantes más próximos a ella. Algunos ejemplos podrían ser:

  • Funeral: dónde te gustaría que se celebrara y de qué manera.
  • Si se quiere una inhumación o una cremación.
  • Si se desea una ceremonia religiosa o laica.

Todos estos son aspectos importantes, y muchas veces nuestros seres queridos, con toda su mejor voluntad, desean un acto muy diferente al que nosotros deseamos.

¿Cómo se hacen las últimas voluntades con ayuda de una funeraria?

Además de encargarse de los trámites notariales, ayudar a redactar el testamento, e incluso, si así se desea, centralizar todo el servicio posterior para la facilidad y tranquilidad de los seres queridos, una funeraria puede ayudar a la elaboración y redacción de las últimas voluntades.

Bien es sabido que se pueden crear conflictos a raíz de una herencia, y mediante un documento de última voluntad bien redactado podemos tener la tranquilidad de que se evitarán.

Certificado de últimas voluntades y seguro

Las compañías de seguros de decesos en muchas ocasiones pueden solicitar el papel de últimas voluntades para poder cobrar dicho seguro.

Es por eso que es muy importante que la persona asegurada sepa cómo hacer las últimas voluntades y testamento, pero además también es muy importante que la familia sepa que existe, para solicitarlo llegado el momento, del mismo modo que también tendrán que conocer la situación de la persona como asegurada.

En otros casos es posible que incluso puedan pedir que exista el acto de testamento y últimas voluntades para formalizar el seguro, aunque eso dependerá de la poliza.

Si se quiere saber más sobre seguros de decesos, nosotros tenemos un artículo en el que explicamos cómo contratar seguro de sepelio.

Información importante para solicitar últimas voluntades

¿Qué hay que llevar para pedir las últimas voluntades?

1. El Modelo 790, conocido como ‘Solicitud Oficial del Ministerio de Justicia.u003cbr/u003e2. Justificante de la tasa de pago del Modelo 790.u003cbr/u003e3. Certificado de defunción u003cstrongu003elu003c/strongu003eiteral u003cstrongu003eyu003c/strongu003e u003cstrongu003eou003c/strongu003eriginalu003cstrongu003e.u003c/strongu003e Éste se expide en el Registro Civil.u003cbr/u003e4. El DNI de la persona fallecida.

¿Cuánto cuesta el certificado de últimas voluntades?

Actualmente, el certificado de últimas voluntades cuesta u003cstrongu003e3,82€u003c/strongu003e. Aunque este importe puede variar con el tiempo.

¿Dónde se hacen las últimas voluntades?

Las mejores opciones son o bien en un notario, un abogado especialista, o una funeraria que realice el servicio.

¿Quién puede solicitar las últimas voluntades?

Se trata de un documento de carácter público, por lo que puede pedirlo cualquier ciudadano. No obstante, solo se entrega la copia a los herederos forzosos o a quien pueda demostrar una relación legítima con el mismo.

¿Cómo hacer el pago de la tasa 790 últimas voluntades?

Directamente en el banco mediante una autoliquidación.u003cbr/u003ePresencialmente en el propio Ministerio.u003cbr/u003eOnline

Conclusión final

Para concluir el artículo nos gustaría hablar desde nuestra experiencia como funeraria.

Desde el punto de vista de la persona que redacta su última voluntad, hacer últimas voluntades con testamento es más importante de lo que pueda parecer. Bien se trate de personas con una economía holgada o personas con una economía más humilde, el hecho de redactar dicho acto es una garantía de tranquilidad y seguridad para las personas que dejamos atrás, y una forma de evitar conflictos que, además, pueden ser muy desagradables debido al momento en el que se suceden. Además, si para la persona en cuestión es importante en qué lugar y de qué manera le gustaría que le despidieran, saber cómo hacer las últimas voluntades le garantiza que se cumplan sus deseos.

Desde el punto de los familiares de la persona que ha fallecido, es muy importante saber cómo, dónde y de qué manera solicitar el certificado de últimas voluntades, para evitar así tener que descubrir cómo funciona en el momento de la defunción; momento en el cuál deberíamos ocuparnos de lo que realmente importa.